Viajar con un bebé: Dubrovnik

Dubrovnik es un destino ideal para viajar con un bebé: tiene mar para relajarse, hoteles para todos los gustos y mucho que ver para turistear. Estas han sido nuestras primeras vacaciones como papás (con retoño de 6 meses) y sin duda lo recomiendo.

Vistas desde el monte más alto de la cuidad

Vistas desde el monte más alto de la cuidad

Nosotros esta vez decidimos cambiar nuestra querida aventura mochilera de ir a cualquier sitio y optamos por un hotel que tuviera ciertas comodidades, visto que eran nuestras primeras vacaciones familiares y que el bebé era aún bastante bebé. En la habitación había una cama gigante, sí, gigante, vamos que cabía una familia entera, y era ideal para hacer colecho. Tenía 2 piscinas descubiertas (una de ellas era para bebés, de 30 cm de fondo) y piscina cubierta, que nos fue genial para las horas de sol, para no tener al peque demasiado expuesto. También había una playa privada con tumbonas, sombrillas y toallas. Un caramelo de sitio muy “family friendly”, vamos.

La playa

La playa

Desde allí, había un bus que llevaba al centro de la cuidad en 10 minutos. De hecho hay varias lineas de bus que conectan todas las zonas hoteleras con el centro.

Terraza del hotel, las puestas de Sol eran increíbles

Terraza del hotel, las puestas de Sol eran increíbles

El centro histórico de Dubrovnik es una maravilla. No hay rincón que no sea bonito. La cuidad es conocida como la “Perla del Adriático” y es Patrimonio de la Humanidad. Eso sí: olvidaros del carrito. Hay escaleras por todas partes. Además, hacer el tour por las murallas es algo obligado, precioso es poco, y hay que subir a pie. Nosotros llevábamos una mochila portabebés y fuimos la mar de cómodos.

Depende de cuántos días se quiera estar (Dubrovnik en 2 o 3 días está visto y revisto) y de si se quiere ver algo más o disfrutar de los servicios que ofrecen los hoteles, otra opción es alquilar un coche para hacer excursiones fuera de la cuidad. Nosotros, que somos viajeros y nos gusta ver de todo e ir a nuestro aire, lo hicimos. Fuimos a Split, la segunda cuidad de Croacia que está a unas 4 horas de coche (con un bebé mejor quedarse a dormir allí, sino es una paliza de coche), y también fuimos a distintas calas para bañarnos (el mar por esta zona es muy tranquilo, casi sin olas y más bien caliente, por lo que con niños resulta agradable). El centro histórico de Split -o Spalato- es muy bonito y también Patrimonio de la Humanidad, aunque me quedo con Dubrovnik sin duda. Para los fans de Juego de Tronos hay un pueblo a 20 minutos de Dubrovnik que se llama Trsteno, donde hay un Arboretum (de los más antiguos del mundo) y es donde se graban las escenas de los jardines de King’s Landing (Desembarco del Rey en la versión española).

Aquí se toma el desayuno Sansa Stark ;)

Aquí se toma el desayuno Sansa Stark 😉

Si vais a ir a Dubrovnik y queréis un poco más de información, no dudéis en preguntar y estaré encantada de ayudaros en lo que pueda 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s