Galletas para bebés

No puedo evitar pararme en la sección de bebés cada vez que entro en un supermercado, me encanta. Me gusta ver los artículos de higiene del bebé, chupetes, biberones y demás, y a veces me he creado necesidades innecesarias 😉

Pero mi parte favorita es la de alimentación infantil. Será deformación profesional supongo. Miro las papillas, los potitos, las leches, todo. Aunque no lo necesite. Soy de prepararle yo misma la comida a mi hijo, pero a la vez soy práctica y siempre va bien tener algun tarrito en casa por mil cosas, nunca se sabe. Por eso siempre me gusta verlos todos.

Pero una de las cosas que más me llaman la atención son las galletas para bebés. Hace unos meses ni sabía que existían. Pero ahora las veo por todas partes, de mil marcas y formatos distintos, y recomendadas desde los 4 meses. Y ahí llega mi inquietud: 4 meses.

galletas

¿Debe un bebé de 4 meses comer galletas? Pero si los niños a los 4 meses no tienen ni dientes (algunos sí, cierto es, pero no como para comer galletas). Un bebé a los 4 meses debe tomar leche, y a ser posible, alargarlo hasta los 6 meses de forma exclusiva, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque a los 6 meses un bebé esté preparado para tomar otros alimentos, en cualquier caso no deberían ser galletas, ya que es un alimento con un alto contenido en azúcar y éste no debe darse al bebé antes del año, además de ser también rico en grasas (también saturadas) y pobre en fibra y vitaminas. Desde luego no es un alimento ideal para un bebé tan pequeño.

¿Y qué darle a un bebé para que se entretenga mientras los grandes comemos? He observado que los bebés que toman galletas tan chiquitines es en estos momentos, cuando han comido ya y siguen sentaditos en la trona mientras comen los demás. Oye, pues al rico pan. Un trozo de pan un poco seco les entretiene tanto como una galleta y nutricionalmente es muchísimo más adecuado. Una zanahoria también es una buena idea.

¿Y los niños no pueden comer galletas? Bueno, no seamos dramáticos, claro que pueden. Pero que sea algo ocasional, y desde luego tratar que sea después del año, ya que contienen dosis elevadas de azúcar. En todo caso, no hace falta que sean galletas de bebés. Galletas María de toda la vida van más que bien, y seguidamente veréis por qué, ya que he hecho una comparativa que sorprenderá seguramente a más de uno.

En la siguiente tabla se comparan 3 tipos de galletas: galletas María, galletas María sin gluten y sin lactosa y galletas especiales para bebé (que no tienen ni gluten ni lactosa).

galletas

Como se puede observar, las galletas de bebé son las que más azúcares llevan (eso que en el paquete viene bien clarito que se recomiendan desde los 4 meses) y cabe recordar de nuevo que el azúcar se desaconseja antes del año. Calóricamente -y nutricionalmente- todas son más o menos iguales. Lo que sí que cambia ¡y mucho! es el precio.

FullSizeRender

Está claro que el mundo de los bebés es un negocio redondo, y solo por estar etiquetados como “para bebés” ya hace aumentar el precio más del triple.

Si queréis ver otro post relacionado con esto y más, os recomiendo éste de mi compañera de profesión Lucía a quién admiro muchísimo por su trabajo y conocimientos que me resultó hace unas semanas de lo más inspirador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s