¡Oh no, arsénico en el arroz!

Recientemente, la Agencia Nacional Alimentaria de Suecia, ha desaconsejado el consumo de tortas de arroz con frecuencia a los niños menores de 6 años, aunque también recomienda reducir el consumo de arroz integral, por su concentración de arsénico.

Y aquí se crea la alarma: es cierto que el arroz contiene arsénico, pero eso no es nada nuevo.

imagen de imujer.com

imagen de imujer.com

El arsénico es un elemento natural que en altísimas dosis puede ser tóxico por los humanos. Éste compuesto está de forma natural en el suelo y en las rocas, y se filtra en las aguas subterráneas, que son usadas como riego en cultivos. Así, entra en los alimentos. El arroz, al cultivarse con grandes cantidades de agua, es un alimento potencialmente contaminado, especialmente el integral, ya que el arsénico se acumula en más cantidad en la cáscara de éste cereal.

Entonces ¿debemos dejar de consumir arroz? ¿Debo suprimir el arroz de la dieta de mis hijos?

Ante todo prudencia. Las recomendaciones de Suecia son de no consumir arroz más de 4 veces por semana. En nuestra cultura, que seguimos -teóricamente- la dieta mediterránea (digo teóricamente porqué cada vez es menos evidente, dados los índices de obesidad en España, tanto en adultos como en niños) no solemos consumir más de una o dos veces de arroz por semana. Así que no habría que preocuparse.

Sí que es cierto que se consumen muchas tortas de arroz como snack, y en este caso, sí que sería aconsejable que no fueran a diario.

Los niños y los celíacos, son grupos de riesgo, ya que en el primer caso tienen el sistema digestivo más inmaduro, y en el segundo, son grandes consumidores de arroz, ya que es, junto al maíz, el único cereal sin gluten. Por tanto, sí que en estos casos se puede evitar un consumo en exceso.

Hay que decir que existen formas de reducir el arsénico del arroz, y eso se consigue con técnicas de riego mejoradas (no está en nuestras manos como consumidores finales) y con la cocción. Cocer el arroz con mucho agua (6 partes de agua por una de arroz) consigue reducir la cantidad de arsénico a casi la mitad, según un estudio de la Agencia de Seguridad Alimentaria Británica. Lavar y aclarar el arroz antes de cocinarlo, también lo reduce, aunque en menos cantidad. Así que una combinación de ambas técnicas, puede ser efectiva para reducir el arsénico de nuestra dieta.

Una dieta variada y equilibrada, rica en vegetales, cereales de todo tipo, legumbres, carnes magras y pescados, y sin abusar de grasas y azúcares, es lo más recomendable para cuidar nuestra salud, y en todo caso, es mejor dar arroz a nuestros niños, que chucherías y alimentos ricos en azúcares y grasas saturadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s