Calabaza, no sólo para Halloween

Veo calabazas por todas partes. Por la calle, en el supermercado, en las tiendas de decoración, en las redes sociales… muchas solamente con la finalidad decorativa de Halloween. Y es que mañana es el día, y en Europa, a pesar que no es nuestra tradición, cada vez se celebra más.

fuente de la imagen: 7-themes.com

fuente de la imagen: 7-themes.com

Por suerte la calabaza es muy apreciada para comer en casa. Es un alimento muy interesante y que nos da mucha versatilidad porqué se puede preparar de muchísimas formas, y además suele gustar a grandes y pequeños. Las hay de muchos tipos, formas y colores, aunque todas tienen prácticamente las mismas propiedades.

A nivel nutricional nos aporta mucha agua, pocos hidratos de carbono y pocas grasas, con lo cual es un alimento poco calórico, apto para cualquier dieta de adelgazamiento y para niños y bebés. Nos aporta fibra, vitaminas (betacarotenos, C, E y del grupo B) y minerales (especialmente potasio, y en menos cantidad fósforo y magnesio). Es un alimento antioxidante y tiene un ligero efecto laxante.

A los bebés, puede introducirse a partir de los 6/7 meses, con las primeras verduras. Es de fácil digestión y al tener un sabor un poco dulzón les gusta mucho. Es muy rica tanto en puré como en crema, y también para quién escoja el baby led weaning (BLW) para la introducción de alimentos a sus hijos, cortada a daditos la pueden comer fácilmente con las manos.

La calabaza la podemos cocinar de infinidad de maneras: risotto, cremas, purés, asada, postres, para acompañar carnes, etc. Para gustos colores 😉

Os dejo una idea de receta con calabaza para las primeras introducciones al bebé (más de 6 meses): necesitaremos un trozo de calabaza, una patata pequeña (yo pongo el doble de calabaza que de patata, para haceros la idea del “trozo”), una zanahoria pequeña y aceite de oliva. Lo cocemos al vapor (puede ser hervido con poca agua, para aprovechar los nutrientes que se van al agua -con la cocción al vapor no pasa-), y una vez cocido, le ponemos un chorro de aceite de oliva virgen en crudo y trituramos. Yo la hago con la Babycook.

Et voilà! Una rica papilla para nuestro bebé que seguro que le encantará. A mi hijo le chifla 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s