Yogures caseros para bebés

Mi hijo ha comido siempre muy bien. Y cuando digo muy bien me refiero a muuuuy bien. Es de esos niños que abre la boca cada vez que se acerca la cuchara, de esos que le das un plato con trocitos y se lo come entero, de esos que le das cualquier alimento y en seguida se lo lleva a la boca con una sonrisa de oreja a oreja, de esos que curiosean con lo que hay en la mesa… todo le gusta y todo lo prueba.

Pero los yogures no los quiere. Los prueba pero no le gustan y los escupe. Supongo que los encuentra demasiado ácidos. Hasta ahora no me había importado, ningún alimento es imprescindible. Pero hace un par de semanas cogió una otitis tremenda y tuvo que seguir un tratamiento con antibióticos. Y ya sabemos que los antibióticos eliminan todas las bacterias, las buenas y las malas. En estos casos los yogures pueden ayudar a repoblar la flora intestinal, por eso pensé que era bueno que los tomara. Se me ocurrió que quizá los yogures caseros le gustarían. Y así fue. Ahora toma uno al día y le encantan. Se vuelve loco. Son más dulces que los yogures normales y salen más económicos que los yogures preparados con leche de continuación de los que encontramos en el supermercado.

addtext_com_MTA0OTE0NDUxMg

Por eso quiero compartir la receta que he seguido, por si alguien se anima a hacerlos y le funcionan tan bien como a nosotros. Empecé a hacerlos con leche de continuación (la 2) y ahora los hago con leche de crecimiento (la 3).

Necesitamos: medio litro de agua, 25 cucharadas de leche de continuación o crecimiento, 8 cucharadas de cereales con o sin gluten (los que uséis) y un yogur. Con estas proporciones queda una textura bastante similar a los yogures convencionales, con una textura muy cremosa y sabor agradable. Los cereales sirven para espesarlos, y el sabor dulzón lo da la leche infantil. Para prepararlos se mezclan todos los ingredientes,  los ponemos en los recipientes y ya podemos dejarlos en la yogurtera toda la noche. Por la mañana siguiente ya estarán listos para meterlos en la nevera a enfriar, previamente tapados, claro.

Y ¡listo! si la hacéis, espero que me contéis qué tal 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s