Merienda de bolsillo

En el post de hoy quiero hablaros de las bolsitas Naturnes de Nestlé. Como ya sabéis yo soy de cocinar todo lo que mi hijo come, ya sea por preferencia o ya sea por “deformación profesional”, porque así controlo al 100% lo que se come. Pero no siempre es posible, como toda madre no llego a todo y además en mi pequeña grande familia tratamos de tener un poco de vida y salir un poco de casa siempre que sea posible. Y salir implica casi siempre que alguna comida cae fuera. Por eso, en este tipo de situaciones, tiramos de algo preparado. A veces la comida la cocino y me la llevo en un termo, pero la merienda no me la llevo nunca preparada. He tenido la oportunidad de probar las bolsitas Naturnes y la verdad es que tanto a mi como a mi niño nos han encantado.

naturnes

Os cuento, ahora sí, lo que me han parecido:

Primero de todo el formato: cómodo es poco. El echo de no ser un tarrito, facilita la tarea de dárselo (a un niño de un año, claro está). No hemos necesitado cuchara y él lo ha ido tomado como si fuera un “biberón”. Si es que se ha hasta divertido al ver que chupaba y la bolsa se deshinchaba 😉 Aparte de no tener que llevar una cuchara, también quiero resaltar la practicidad de la misma bolsita, ya que no ocupa nada, y los potitos de cristal ocupan mucho y además pesan en el bolso. Creo que ya vamos demasiado cargados cuando se sale con niños como para añadir peso extra 😉

La textura es buena también, ligera, ni demasiado líquida ni demasiado espesa.

El sabor es riquísimo también. A mi hijo -y a mi- nos han gustado mucho. No se por cuál de los nuevos sabores nos decantaríamos, ya que por suerte mi hijo come super bien y le han gustado todos. Destacaría las mezclas de sabores que quizá en casa uno no piensa en hacer, como el de manzana, zanahoria y mango, y que además permiten ofrecer frutas que no encontramos todo el año de temporada en cualquier época del año.

Ahora añado mi opinión como nutricionista y no sólo como madre: cabe destacar que no llevan azúcares añadidos, ni conservantes ni colorantes. Me parecen una solución práctica para situaciones en las que no es posible ofrecer algo fresco (o es difícil) y son de calidad. Aún y así, sigo prefiriendo y aconsejando dar la fruta fresca a diario en la alimentación de los pequeños y dejar este tipo de productos como algo más bien ocasional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s