Diabetes gestacional

La diabetes gestacional (DG) es un estado de hiperglucemia que aparece por primera vez en el embarazo. Afecta a un 10% de los embarazos.

IMG_0476

Sí, ese es mi barrigón a las 28 semanas 😉

Es de suma importancia controlarla ya que, de no ser así, pueden surgir complicaciones en el bebé.

Para diagnosticarla, todas las mujeres embarazadas deben hacerse el “Test de O’Sullivan” entre la semana 24 y 28 de embarazo. Las mujeres con riesgo alto de DG, deben hacerse el test en la primera visita del embrazo, entre la semana 24 y 28 y también entre la 32 y 36.

Las mujeres de alto riesgo son: con obesidad, macrosomía en partos anteriores y con antecedentes de diabetes. También lo son las mujeres de más de 35 años.

Este test consiste en administrar 50g de glucosa por vía oral (se puede hacer a cualquier hora del día y no hace falta estar en ayunas, aunque casi siempre los especialistas prefieren valorarlo en ayunas). Al cabo de una hora se valora el resultado: si es igual o superior a 140mg/dL se considera positivo.

Cuando esto ocurre, la mujer debe hacerse una segunda prueba, la SOG (sobrecarga oral a la glucosa) para confirmar el diagnóstico de DG. La SOG consiste en la administración de 75 o 100g de glucosa, y se miden los niveles de glucosa en sangre al inicio de la prueba, y posteriormente cada hora. Esta prueba sí que requiere el seguir una dieta muy rica en hidratos de carbono (más de 150g/día) durante los 3 días previos. Si también da positivo, la mujer se diagnostica de DG.

Cuando hay diagnóstico, la embarazada necesitará unas atenciones específicas de control de glucemia (tanto por el personal sanitario como autocontrol) y seguir unas pautas de alimentación y ejercicio adecuadas. En algunos casos también precisarán de insulina.

Tratamiento nutricional:

Se debe seguir una dieta básicamente equilibrada, pero controlando las tomas de hidratos de carbono, repartiéndo 9 raciones en 6 veces. Es importante que los glúcidos sean principalmente de absorción lenta o complejos (pasta, arroz, cereales, legumbres…) y evitar los simples (azúcar, dulces, bollería, bombones, bebidas azucaradas…).

La distribución de los HC será de la siguiente forma:

– Desayuno: 2/9

– Media mañana: 1/9

– Comida: 2/9

– Merienda: 1/9

– Cena: 2/9

– Recena: 1/9

Estreno

Hace casi 6 meses que soy mamá.

Medio año que ha pasado volando y que ha sido el más intenso de mi vida. Me reía de la gente que me decía que disfrutara el momento que pasa volando. Pues sí, tenían razón, parece que fuera ayer cuando estaba en la sala de partos empujando como una jabata para dar a luz a mi retoño.

Algunos pensarán: medio año no es nada. Y supongo que tienen razón. Pero es que en medio año un bebé pasa de no hacer absolutamente nada a hacer un montón de cosas. A llorar, mamar y ‘cagar’ se le suman comer, beber, reír, patalear, jugar, darse la vuelta, rodar… madre mía, y lo que nos queda.

Me estreno como madre y como bloguera. ¿Por qué? Pues porqué a mi reciente aventura de madre se suma también mi profesión y pasión: la nutrición. Soy Dietista-nutricionista especializada en Nutrición infantil. He pensado que con un blog puedo compartir mis inquietudes como madre y nutricionista y contaros mi experiencia.

Espero que os guste tanto como a mi.

Bienvenid@s 🙂