Nueva zapatería in town

Hoy quiero hablar de zapatos. De zapatos todoterreno. De zapatos, esencialmente, de niños, de niños todoterreno que les da igual caminar correr por la acera, por el parque, por el barro… llueva, nieve o haga sol. Quienes tenemos niños sabemos que si algo se destroza son los zapatos. Raramente pasan de un hermano a otro. Y, por regla general, unos buenos zapatos de niño son bastante caros (y digo buenos porqué baratos y malos, haberlos haylos, pero en mi opinión los zapatos baratos que se encuentran en cadenas de moda infantil no son adecuados para los pies de una personita que está creciendo).

Pero hoy vengo a desmontar el “por regla general los buenos zapatos de niño son caros” porqué he descubierto una marca buena y con un precio la mar de razonable, y quiero compartirla con vosotros. Se trata de una marca española que también hace los zapatos en España, con una calidad y un precio muy buenos: Pisamonas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tienen zapatos para niños de todas las tallas, y muchos modelos los hacen también para adulto. Mola eh? Muchas veces yo veía zapatos de niña que me gustaban también para mi. O quién quiera ir conjuntado con los retoños también tiene su oportunidad. Lo que también me gusta es que encuentras desde zapatos para vestir, como para el día a día, el cole, la guardería, hasta chanclas para la playa, botas de agua e incluso botas de nieve.

Para este invierno, hemos elegido para el mayor unos zapatos botita de piel (todo piel!) marrón, con cierre de velcro, que me parece ideal por la comodidad de meter y sacar, pero además para fomentar su autonomía. Muy chulas, y lo mejor el precio. Para que luego digan que la calidad es cara.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

También nos hemos hecho con un par de botas para la nieve. Super calientes, mullidas, impermeables y cómodas.

Y este año también he renovado mis zapatos y he elegido un par de botines todoterreno súper cómodos y juveniles, chulísimos. Lástima que no tenga niñas sino habrían caído dos pares 😉

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La zapatería de Barcelona es una chulada, y tienen en otros puntos del país, pero si no os queda ninguna cerca también se pueden comprar online y siempre con envío gratis. Está en la calle Madrazo 127 y abren de lunes a viernes de 10 a 14 y de 16:30 a 20:30h y los sábados de 10 a 14 y de 17 a 20:30h.

Animaros a pasar y ya me contáis 😉

Anuncios

Merienda de bolsillo

En el post de hoy quiero hablaros de las bolsitas Naturnes de Nestlé. Como ya sabéis yo soy de cocinar todo lo que mi hijo come, ya sea por preferencia o ya sea por “deformación profesional”, porque así controlo al 100% lo que se come. Pero no siempre es posible, como toda madre no llego a todo y además en mi pequeña grande familia tratamos de tener un poco de vida y salir un poco de casa siempre que sea posible. Y salir implica casi siempre que alguna comida cae fuera. Por eso, en este tipo de situaciones, tiramos de algo preparado. A veces la comida la cocino y me la llevo en un termo, pero la merienda no me la llevo nunca preparada. He tenido la oportunidad de probar las bolsitas Naturnes y la verdad es que tanto a mi como a mi niño nos han encantado.

naturnes

Os cuento, ahora sí, lo que me han parecido:

Primero de todo el formato: cómodo es poco. El echo de no ser un tarrito, facilita la tarea de dárselo (a un niño de un año, claro está). No hemos necesitado cuchara y él lo ha ido tomado como si fuera un “biberón”. Si es que se ha hasta divertido al ver que chupaba y la bolsa se deshinchaba 😉 Aparte de no tener que llevar una cuchara, también quiero resaltar la practicidad de la misma bolsita, ya que no ocupa nada, y los potitos de cristal ocupan mucho y además pesan en el bolso. Creo que ya vamos demasiado cargados cuando se sale con niños como para añadir peso extra 😉

La textura es buena también, ligera, ni demasiado líquida ni demasiado espesa.

El sabor es riquísimo también. A mi hijo -y a mi- nos han gustado mucho. No se por cuál de los nuevos sabores nos decantaríamos, ya que por suerte mi hijo come super bien y le han gustado todos. Destacaría las mezclas de sabores que quizá en casa uno no piensa en hacer, como el de manzana, zanahoria y mango, y que además permiten ofrecer frutas que no encontramos todo el año de temporada en cualquier época del año.

Ahora añado mi opinión como nutricionista y no sólo como madre: cabe destacar que no llevan azúcares añadidos, ni conservantes ni colorantes. Me parecen una solución práctica para situaciones en las que no es posible ofrecer algo fresco (o es difícil) y son de calidad. Aún y así, sigo prefiriendo y aconsejando dar la fruta fresca a diario en la alimentación de los pequeños y dejar este tipo de productos como algo más bien ocasional.